Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
CASOTECA
Intranet
  
> Jurisprudencia > Derecho a la libre determinación de los Pueblos Indígenas y Tribales  

Jurisprudencia: Derecho a la libre determinación de los Pueblos Indígenas y Tribales

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Derecho a la libre determinación de los Pueblos Indígenas y Tribales

Hechos relevantes del caso

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó un informe temático sobre el derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas y tribales. Este documento analiza el derecho fundamental de determinar su condición política y perseguir su desarrollo económico, social y cultural. Luego, formula recomendaciones a los Estados para contribuir al pleno reconocimiento e implementación de este derecho.

Categoria

Jurisprudencia Internacional

Fecha

28/12/2021

Voces CSJN

PUEBLOS INDÍGENAS; AUTODETERMINACION; IGUALDAD; NO DISCRIMINACIÓN; PERSPECTIVA DE INTERSECCIONALIDAD; VULNERABILIDAD; ACCESO A LA JUSTICIA; VIOLENCIA INSTITUCIONAL; DERECHO DE PROPIEDAD; PROPIEDAD COMUNITARIA; RECONOCIMIENTO JURÍDICO; DERECHO A LA IDENTIDAD; DERECHO A PARTICIPAR EN LA VIDA CULTURAL; DERECHOS DE INCIDENCIA COLECTIVA; CONSULTA PREVIA; CONSENTIMIENTO INFORMADO; DERECHO A LA INFORMACIÓN; DERECHO A LA VIDA PRIVADA Y FAMILIAR; DERECHO A LA VIDA; AUTONOMÍA; DESC; FACULTAD REGLAMENTARIA; MEDIO AMBIENTE; DAÑO AMBIENTAL;

Decisión y argumentos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos analizó el derecho a la libre determinación desde una perspectiva de interseccionalidad e interrelación de los derechos fundamentales. Entre sus observaciones, señaló la necesidad de garantizar la igualdad y no discriminación de los pueblos indígenas y de evitar los actos de criminalización, violencia y estigmatización contra sus miembros. Por otra parte, destacó el rol central del territorio para la protección de la identidad cultural y la libre determinación de los pueblos indígenas y tribales. Asimismo, consideró fundamental garantizar la consulta previa y el consentimiento informado de estos pueblos frente a cualquier medida que pudiera afectarlos. Por último, remarcó la importancia de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales para la autodeterminación y autonomía de los pueblos indígenas. 1. Pueblos indígenas. Autodeterminación. Igualdad. No discriminación. Perspectiva de interseccionalidad. Vulnerabilidad. Acceso a la justicia. Violencia institucional. “De conformidad con su obligación de garantizar la igualdad ante la ley, la igualdad de trato y la no discriminación, los Estados deben establecer los mecanismos legales necesarios para proteger los derechos de los pueblos indígenas y tribales […]. Los derechos a la igualdad ante la ley, a la protección de la ley y a la no discriminación son violados cuando no se otorgan a los pueblos indígenas y tribales las mismas protecciones para ejercer sus derechos plena y equitativamente con los demás miembros de la población. Por tanto, el acceso a la justicia sin discriminación constituye una medida necesaria para garantizar los derechos de los pueblos indígenas y tribales sobre sus tierras, territorios, recursos naturales y otros aspectos importantes para el ejercicio de la libre determinación” (párr. 85). “El deber de los Estados de respetar y proteger los derechos de los pueblos indígenas y tribales también conlleva prevenir y evitar acciones que pudieran obstaculizar el goce efectivo de su derecho a la libre determinación y otros derechos, lo que incluiría el uso indebido del derecho penal o la criminalización de integrantes de estos pueblos dedicados a la defensa de sus derechos, así como prevenir actos de violencia y hostigamientos en su contra” (párr. 86). “[E]stos actos de criminalización, agresiones y violencia tienen un impacto diferenciado y desproporcionado en los pueblos indígena y tribales. Además de la estigmatización que suele acompañar estos actos, también causan un perjuicio irreparable en el tejido social de estos pueblos. Particularmente grave son las acciones de criminalización, violencia y agresiones contra autoridades, líderes y lideresas de pueblos indígenas y tribales que desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de las tradiciones de sus pueblos y sus instituciones, sociales, políticas y culturales. Asimismo, tienen un impacto diferenciado en las mujeres indígenas por razones de género, a la vez teniendo en cuenta los importantes roles que tienen en sus comunidades y pueblos. Todos estos factores socavan el ejercicio de la libre determinación de los pueblos indígenas y tribales” (párr. 87). “La protección de este derecho también exige a los Estados la obligación de erradicar prácticas como el racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, a través de la adopción de las medidas preventivas y correctivas necesarias. En ese sentido, los Estados deben eliminar toda forma de discriminación e intolerancia, así como adoptar acciones para promover y proteger los derechos de los pueblos indígenas y tribales y respetar la diversidad étnica y cultural, lo cual contribuye a fortalecer la democracia y la participación ciudadana” (párr. 120). 2. Pueblos indígenas. Autodeterminación. Derecho de propiedad. Propiedad comunitaria. Reconocimiento jurídico. Derecho a la identidad. Derecho a participar en la vida cultural. Derechos de incidencia colectiva. “[L]a identidad cultural es el componente esencial que define a un grupo humano como un colectivo étnico-cultural diferenciado, con una forma de vida particular de ser, ver y actuar en el mundo […]. En el caso de los pueblos indígenas y tribales, uno de los componentes más importantes que determinan su identidad es su estrecha relación con su territorio ancestral y los recursos que en él se encuentran” (párr. 105). “La identidad cultural es un derecho fundamental de naturaleza tanto individual como colectiva. En su dimensión colectiva […] es la vía de interpretación transversal para la concepción, respeto y garantía de los demás derechos de los pueblos indígenas y tribales protegidos por los instrumentos interamericanos, así como también por los ordenamientos jurídicos internos. En otras palabras, cualquier medida que adopte el Estado destinada a proteger los derechos de estos pueblos debe partir del respeto de sus formas de vida únicas y particularidades propias. Este derecho les permite ejercer plenamente su derecho a la libre determinación” (párr. 106). “El territorio constituye un elemento integrante de su cosmovisión, religiosidad y, en consecuencia, de su identidad cultural. [L]os Estados deben considerar que los derechos territoriales protegen a su vez su ‘derecho colectivo a la supervivencia como pueblo organizado, con el control de su hábitat como una condición necesaria para la reproducción de su cultura, para su propio desarrollo y para llevar a cabo sus planes de vida’. Asimismo, la propiedad colectiva garantiza a los pueblos indígenas y tribales conservar su patrimonio cultural. La falta de garantía del derecho a la propiedad colectiva perjudica la preservación de sus formas de vida particulares e implica un riesgo de pérdida étnica y cultural irreparable” (párr. 112). “[U]n componente esencial de la autonomía indígena y tribal es el control de territorios ancestrales y los recursos naturales que en ellos se encuentran. El reconocimiento y efectiva implementación de los derechos sobre la tierra y los recursos naturales son condiciones necesarias para una efectiva autonomía, y es la base para su existencia como sujetos colectivos. La tierra, el territorio y sus recursos naturales [n]o sólo son la base de su subsistencia económica, sino de su identidad cultural y bienestar espiritual. La pérdida de sus tierras y territorios ancestrales puede, por tanto, amenazar su supervivencia misma como colectivo” (párr. 131). “[E]l derecho territorial de los pueblos indígenas y tribales procede de la posesión continuada del territorio y no de su legalización por el procedimiento de titulación. Es por ello que este derecho no está sujeto al previo reconocimiento estatal, ya que se trata de un derecho ya consagrado y en pleno ejercicio que el Estado está obligado a consolidar mediante un procedimiento de reconocimiento legal” (párr. 135). 3. Pueblos indígenas. Autodeterminación. Consulta previa. Consentimiento informado. Derecho a la información. Derecho a la vida privada y familiar. Derecho a la identidad. Derecho a la vida. “El derecho a la libre determinación es la premisa fundamental del derecho a la consulta y consentimiento. La obligación de los Estados de garantizar a los pueblos indígenas el derecho a la consulta y consentimiento previo, libre, informado y de buena fe siempre que disponga medidas de cualquier naturaleza que les afecten se encuentra establecida en el Convenio 169 de la OIT […], la Declaración ONU sobre pueblos indígenas […] y la Declaración Americana sobre pueblos indígenas […]. Garantizar este derecho es uno de los corolarios más elementales de la diversidad cultural y el derecho a la libre determinación” (párr. 177). “[C]orresponde a los Estados el deber de respetar y garantizar, sin discriminación, la consulta y consentimiento ejercidas por los pueblos indígenas y tribales, basadas en su autodeterminación. Lo contrario puede conducir a que la consulta con los pueblos indígenas y tribales resulte en un mecanismo homogeneizante, que no refleje la diversidad cultural propia de cada realidad. No debe aspirarse a generar procesos estandarizados, ya sea basados en medidas legislativas o no, porque pueden tender a uniformizar a todos los pueblos sobre un patrón. Se trata, en cambio, de un diálogo intercultural constante e sistemas normativos y de derecho indígena y tribal, el derecho nacional y el derecho internacional de los derechos humanos” (párr. 180). “[C]on frecuencia ocurre que los pueblos indígenas y tribales y sus territorios tradicionales están siendo fuertemente impactados por proyectos inconsultos. Tales proyectos dan lugar al despojo de numerosas comunidades indígenas y tribales de sus tierras, poniendo en riesgo no solamente su derecho a la libre determinación, sino también sus medios de vida tradicionales, su forma de vivir en armonía con la naturaleza, y su cultura e identidad étnica forjadas en esos territorios por miles de años” (párr. 183). “[E]n el derecho internacional de los derechos humanos, se han reconocido expresamente supuestos en los que es obligatorio obtener el consentimiento, a saber: (i) traslado forzoso de pueblos indígenas de sus tierras y territorios; (ii) almacenamiento y eliminación de residuos peligrosos en el territorio de una comunidad; y (iii) actividades militares. Adicionalmente, en el sistema interamericano, la CIDH y la Corte IDH se ha referido previamente a los supuestos de consentimiento obligatorio cuando el proyecto es a gran escala […]. De este modo, los pueblos indígenas tienen el derecho al consentimiento como requisito para el desarrollo de actividades que pongan en riesgo su supervivencia física y cultural” (párr. 186). 4. Pueblos indígenas. Autodeterminación. Autonomía. DESC. Facultad reglamentaria. Medio ambiente. Daño ambiental. “[E]l derecho a la libre determinación comprende el derecho de los pueblos indígenas y tribales a perseguir libremente ‘su desarrollo económico, social y cultural’. Ello comprende el derecho de los pueblos indígenas y tribales a decidir sus propias prioridades de desarrollo, y el derecho a ‘participar activamente en la elaboración y determinación de los programas de salud, vivienda y demás programas económicos y sociales que les conciernan y, en lo posible, a administrar esos programas mediante sus propias instituciones’. Es decir, tienen autonomía para decidir sobre su salud, educación, medio ambiente, entre otros, desde su cosmovisión, costumbres y tradiciones propias” (párr. 193). “[E]l control de sus sistemas propios tiene un estrecho vínculo con el rol clave que desempeñan estos colectivos en la conservación del medio ambiente, a través de sus conocimientos y saberes tradicionales que se traducen en prácticas de sostenibilidad. A través de su autogobierno, determinan sus sistemas propios de salud, soberanía alimentaria, educación, entre otros, lo que garantiza que su territorio conserve sus recursos hídricos sin contaminación y aporta al equilibrio del clima, la conservación de plantas medicinales y de los bosques” (párr. 199). “En cuanto al derecho al medio ambiente, la CIDH recuerda que los pueblos indígenas se ven afectados desproporcionadamente por los efectos del cambio climático, a pesar de no contribuir de manera significativa con el calentamiento global. Es importante resaltar que, para que los pueblos indígenas puedan aportar a las necesarias soluciones, requieren poder controlar sus propias vidas y su futuro, lo que depende de la garantía de sus derechos a la libre determinación, la autonomía y el autogobierno” (párr. 200). “El reconocimiento del derecho de los pueblos indígenas y tribales a la libre determinación es una premisa fundamental para el ejercicio de sus demás derechos, tanto individuales como colectivos. La CIDH ha sostenido que, para estos pueblos, la libre determinación supone ‘definir libremente su desarrollo económico, social y cultural para asegurar su existencia y bienestar como grupos diferenciados’. Ello incluye definir su propio destino en condiciones de igualdad y poder participar efectivamente en los procesos de toma de decisiones que los afectan” (párr. 209).

Otra jurisprudencia relacionada

Relatoría Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas (ONU) - Informe 

Tribunal

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por