Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
CASOTECA
Intranet
  
> Jurisprudencia > Informe sobre niñez, libertad de expresión y medios de comunicación en las Américas  

Jurisprudencia: Informe sobre niñez, libertad de expresión y medios de comunicación en las Américas

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Informe sobre niñez, libertad de expresión y medios de comunicación en las Américas

Hechos relevantes del caso

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó un informe temático sobre el derecho a la libertad de expresión de niños, niñas y adolescentes en el contexto de los medios de comunicación tradicionales y digitales. Este documento ofrece estándares para promover y proteger el derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas de niños, niñas y adolescentes.

Categoria

Jurisprudencia Internacional

Fecha

31/08/2021

Voces CSJN

NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES; LIBERTAD DE EXPRESIÓN; DERECHO A LA INFORMACIÓN; DERECHO DE PUBLICAR LAS IDEAS; AUTONOMÍA PROGRESIVA; FACULTAD REGLAMENTARIA; PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD; MEDIOS DE COMUNICACIÓN; INTERNET; IGUALDAD; DERECHO A LA PRIVACIDAD; DERECHO A LA INTIMIDAD; MATERIA PENAL; PRINCIPIO DE DIGNIDAD HUMANA; INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO; INTERÉS PÚBLICO;

Decisión y argumentos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos analizó el derecho a la libertad de expresión de niños, niñas y adolescentes a la luz del principio de autonomía progresiva, el derecho a la privacidad y el interés superior del niño. Entre sus recomendaciones, señaló que las restricciones a la libertad de expresión deben ser necesarias y proporcionales en una sociedad democrática. Asimismo, consideró primordial el acceso a Internet para garantizar la participación en la esfera pública y la educación de niños, niñas y adolescentes. Por último, llamó a los Estados a adoptar e implementar políticas que integren el acceso de estas personas a los medios digitales y a las tecnologías de la información y comunicación, junto con una plena protección de sus derechos fundamentales. 1. Niños, niñas y adolescentes. Libertad de expresión. Derecho a la información. Derecho de publicar ideas. Autonomía progresiva. “El derecho a la libertad de expresión tiene un contenido universal y alcanza a todas las personas, y en ningún caso puede interpretarse de forma contrapuesta al derecho a la protección de la privacidad y dignidad de niños, niñas y adolescentes. Por el contrario, como se ha subrayado en diversas oportunidades, todos los derechos reconocidos en la Convención Americana conforman una relación dinámica e interdependiente, al tiempo que refuerzan y complementan la protección de la infancia. En definitiva, cualquier interpretación en una esfera tan importante para el desarrollo humano como la comunicación debe perseguir el fin de promover al máximo los intereses y el desarrollo de la niñez en dicho ámbito” (párr. 3). “El derecho a la libertad de expresión constituye un principio único que cumple una función fundamental en el desarrollo de la capacidad que tienen los niños de pensar por sí mismos los asuntos que los afectan, y de ver el mundo desde su propia perspectiva. Es por ello que, tanto la Convención Americana como la Convención de Naciones Unidas de los Derechos del Niño, reconocen expresamente que los NNA son titulares de modo directo y activo del derecho a la libertad de expresión, lo que incluye la libertad para buscar, recibir y difundir información, así como para hacer conocer a la sociedad sus puntos de vista sobre los temas que les afectan o interesan, más allá incluso de los canales de comunicación que ofrezca el mundo adulto” (párr. 16). “En el caso de la niñez, se hace evidente la importancia de la doble dimensión que caracteriza la libertad de expresión, la cual ha sido explicada en numerosas oportunidades por la jurisprudencia interamericana. En la dimensión individual, este derecho permite que los NNA expresen los propios pensamientos, ideas e informaciones. Por otra parte, en la dimensión colectiva o social, permite a la sociedad, la cual incluye a los NNA, procurar y recibir cualquier información, conocer los pensamientos, ideas e informaciones ajenos y estar bien informada” (párr. 17). 2. Niños, niñas y adolescentes. Derecho a la información. Facultad reglamentaria. Principio de proporcionalidad. Autonomía progresiva. “[A]l establecer [restricciones a la libertad de expresión] siempre deben satisfacerse las condiciones impuestas por la propia Convención: es decir, deben estar previstas en la ley, tener un fin legítimo y estar en consonancia con la preservación de la sociedad democrática, lo que exige que las restricciones respondan a estrictos criterios de necesidad y proporcionalidad. Es a la luz de estos requisitos que deben evaluarse entonces tanto las restricciones a los derechos a la libertad de expresión y del acceso a la información por parte de los menores de edad, así́ ́como las restricciones generales que buscan protegerles” (párr. 41). “[D]e acuerdo con el requisito de necesidad, las limitaciones correspondientes deben en todo momento circunscribirse al ámbito de interés público que se quiere tutelar: los derechos e intereses de la niñez. Para que la restricción sea legitima, debe establecerse claramente la necesidad cierta e imperiosa de efectuar una restricción, es decir, que tal objetivo legítimo e imperativo no pueda alcanzarse en forma razonable por un medio menos restrictivo de los derechos de expresión. Por ello, hay que evitar que tales medidas puedan igualmente utilizarse para limitar el acceso por parte de adultos a contenidos que caben dentro del marco del ejercicio de la libertad de expresión” (párr. 108). “La orientación de los adultos en materia de expresión es necesaria, pero debe reducirse a medida que los menores de edad van madurando y adquiriendo conciencia de su propio pensamiento y opinión. Esta obligación de los adultos no debe ser entendida como un límite al derecho de niños y niñas a expresar sus demandas, ideas y pensamientos” (párr. 219). 3. Niños, niñas y adolescentes. Medios de comunicación. Internet. Derecho a la información. Derecho de publicar ideas. Igualdad. “El acceso a internet constituye una condición sine qua non para el ejercicio efectivo de los derechos humanos hoy en día, incluyendo especialmente los derechos a la libertad de expresión, opinión, asociación y reunión, educación, salud y cultura. Conforme su naturaleza, en tanto medio inescindible del ejercicio pleno de determinados derechos, el acceso a internet debe garantizarse universalmente, adoptando medidas para cerrar la brecha digital, promoviendo políticas de desarrollo de infraestructura” (párr. 76). “[E]s fundamental promover y reforzar la ciudadanía digital de los NNA, a fin de garantizar su plena y futura integración en una sociedad y en un mundo en el que las nuevas tecnologías juegan ya un papel central. Sin conectividad, la niñez pierde la capacidad de acceder a una parte cada vez más significativa de la esfera pública. Asimismo, los riesgos que entraña el uso de internet deben ser atajados con políticas adecuadas, por lo que cualquier medida en este terreno no deberá suponer una limitación a la libertad de expresión y el libre acceso a la información que circula en las redes” (párr. 78). “Los Estados deben adoptar medidas para garantizar el acceso de los NNA a Internet en todos los entornos, teniendo en cuenta el papel central que juega en la promoción de todos los derechos de la niñez, en particular del derecho a la libertad de expresión, a la participación en la vida pública y a la educación. Para ello, es indispensable adoptar medidas de diferenciación positiva para cerrar la brecha digital respecto de niños de comunidades que tienen un acceso muy limitado o carecen de él” (párr. 225). “Los Estados en los diferentes niveles educativos deben capacitar y alfabetizar a niñas y niños en el uso de Internet y otros medios, como recurso positivo que beneficia el proceso de formación de cada niño, sin perjuicio de capacitar respecto a las medidas que pueden adoptar padres y menores de edad para proteger la dignidad y privacidad de éstos, pero sin llegar a presentarlo como un medio de comunicación negativo o peligroso” (párr. 226). 4. Niños, niñas y adolescentes. Libertad de expresión. Derecho a la privacidad. Derecho a la intimidad. Materia penal. Principio de dignidad humana. Interés superior del niño. Interés público. “[E]l respeto a la privacidad debe ser también un principio orientador del entorno digital. El derecho a la privacidad, según el cual nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, es un presupuesto del ejercicio del derecho a la libertad de expresión en línea que debe ser protegido por la ley y estrictamente promovido en la política pública. Esto está estrechamente ligado a la obligación estatal de crear un ambiente protegido para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, toda vez que la vulneración de la privacidad de las comunicaciones tiene un efecto inhibitorio y afecta el pleno ejercicio del derecho a comunicarse” (párr. 83). “[S]egún el artículo 16 de la CDN, ‘ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación’. Igualmente, el artículo 11 de la Convención Americana incluye explícitamente la protección de la vida privada, del domicilio, de las comunicaciones y de la vida familiar. Lo anterior, demuestra la importancia de que los periodistas y profesionales de la prensa observen el derecho a la intimidad de NNA al momento de fotografiarles o entrevistarles, cuya excepción sería únicamente en nombre del interés superior del niño, del interés público, y siempre que haya una autorización” (párr. 129). “La CDN contiene previsiones en materia de tratamiento de NNA acusados o declarados culpables de infringir las leyes penales. Dichas normas deben ser interpretadas en el contexto del tratamiento de estos hechos por parte de los medios de comunicación, teniendo en consideración que a menudo se consideran como noticias o informaciones de interés público […]. En concordancia con el principio del interés superior del menor ya mencionado, se debe tener en cuenta la edad del niño, así como ‘la importancia de promover la integración del niño y de que éste asuma una función constructiva en la sociedad’ al tomar decisiones sobre la protección de la imagen de los niños en estas situaciones” (párr. 135). “Las normas internacionales refieren específicamente a estas hipótesis relativas a menores de edad en conflicto con la ley, y señalan que el interés prevalente y fundamental en este ámbito sería preservar debidamente la dignidad del menor afectado, evitando cualquier situación que pueda causar un daño irreparable a su dignidad y futuro desarrollo como adulto, así como, especialmente, en lo que se refiere a su integración en el marco del sistema social” (párr. 136). “Las protecciones a la privacidad y dignidad de la niñez no son objetivos opuestos, sino complementarios, y no deben utilizarse para restringir la difusión de opiniones e informaciones de interés público” (párr. 220).

Otra jurisprudencia relacionada

Garantía de derechos. Niños, niñas y adolescentes. 

Tribunal

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por