Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
Intranet
  
> Jurisprudencia > Emel Boyraz v. Turquía  

Jurisprudencia: Emel Boyraz v. Turquía

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Emel Boyraz v. Turquía

Hechos relevantes del caso

El 19 de octubre de 1999, la peticionaria, luego de haber rendido satisfactoriamente un examen, había sido seleccionada para cumplir funciones en un puesto de seguridad en el área de asistencia de TEDAS, la compañía de electricidad del Estado. El 5 de julio del siguiente año, sin embargo, desde recursos humanos se le hizo saber que no era la persona adecuada para el cargo por no cumplir con los dos requisitos necesarios: ser un hombre y haber realizado el servicio militar. Esto mismo se informó al Ministerio, considerándose que por la obligación de trabajar día y noche usando armas, y la posibilidad de tener que ejercer fuerza física en caso de ataques, las mujeres no resultaban adecuadas para el cargo. El 18 de septiembre de ese año la peticionaria inició acciones administrativas, pero la decisión no fue anulada. Recién el 27 de febrero del siguiente año un tribunal administrativo anuló la decisión y se le ofreció un contrato a la peticionaria. El contrato fue cumplido desde el 11 de julio y hasta el 17 de marzo de 2004, cuando la peticionaria fue despedida porque un tribunal administrativo, frente a las apelaciones presentadas, nuevamente decidió en favor de la empresa estatal. El 17 de septiembre de 2008, como en diferentes ocasiones previas, nuevamente fue desestimada la solicitud de la peticionaria.

Categoria

Jurisprudencia Internacional

Fecha

02/12/2014

Voces CSJN

ACTOS DISCRIMINATORIOS;

Decisión y argumentos

El TEDH señaló que una diferencia de trato a personas en situaciones similares es discriminatoria cuando no persigue un fin legítimo o no hay una razonable relación de proporcionalidad entre los medios empleados y el fin que se pretende realizar. Además, estableció que si bien el Estado tiene un margen de apreciación, en el caso de las distinciones por sexo este es muy limitado, y el principio de proporcionalidad no solo requiere medios apropiados a los fines, sino que estos sean necesarios en las circunstancias del caso. Si bien el Tribunal mencionó que puede haber legítimos requerimientos para ocupar ciertos cargos, en el caso solo se pretendía que la peticionaria por ser mujer no podía asumir ciertos riesgos y responsabilidades, imposible de fundamentar incluso porque la peticionaria había cumplido sus funciones durante un período de tiempo. Por lo tanto, el TEDH consideró este hecho violatorio del art. 14 del CEDH en relación con el art. 8 del mismo instrumento. El TEDH además sostuvo que la duración del proceso durante ocho años en dos diferentes jurisdicciones y el hecho de que siete años y tres meses de esos hubiera estado el caso pendiente de resolución en el Supremo Tribunal Administrativo, junto con la falta de fundamentación, resultaban actos violatorios del art. 6.1 del CEDH en cuanto a la extensión temporal del proceso y su equidad.

Otra jurisprudencia relacionada

 

Tribunal

Tribunal Europeo de Derechos Humanos - TEDH

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por