Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
CASOTECA
Intranet
  
> Jurisprudencia > Genero v. Italia  

Jurisprudencia: Genero v. Italia

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Genero v. Italia

Hechos relevantes del caso

Una mujer prestó servicio como bombera voluntaria durante diecisiete años en Italia. En 2007 se presentó a las oposiciones para ingresar en la planta permanente del Cuerpo Nacional de Bomberos. Su candidatura fue desestimada en razón de su altura. La mujer medía 161 centímetros y la normativa establecía como requisito una estatura mínima de 165 para el personal permanente con funciones técnicas y operativas, aplicable tanto a hombres como a mujeres. Por ese motivo, interpuso una denuncia ante el Tribunal Administrativo Regional del Lacio y solicitó que se declarase ilegal la decisión por entender que era discriminatoria y constituía un abuso de poder. Además impugnó la constitucionalidad de la normativa y solicitó que, como medida cautelar, se suspendiese la decisión denegatoria y se le permitiese ingresar de manera provisional en el Cuerpo de Bomberos. El Tribunal Administrativo Regional desestimó la solicitud de medidas provisionales y la denuncia por considerarlas infundadas. En ese sentido, consideró que la exigencia de una estatura mínima se justificaba por las exigencias del servicio y la seguridad del personal y los usuarios. Asimismo, señaló que excluir a la peticionaria del proceso no era ilógico, ilegal ni contrario a los principios de igualdad y de no discriminación. Para decidir de ese modo sostuvo que la estatura mínima requerida no difería de manera significativa de la estatura mínima de la población femenina. La peticionaria recurrió la decisión ante el Consejo de Estado y solicitó que, como medida cautelar, se suspendiera la decisión. El Consejo de Estado desestimó el recurso al considerar que las actividades realizadas por los bomberos exigían una determinada condición física que justificaba una excepción a la prohibición de la discriminación de género en razón de la estatura.

Categoria

Jurisprudencia Internacional

Fecha

28/05/2020

Voces CSJN

GÉNERO; ESTEREOTIPOS DE GÉNERO; IGUALDAD; NO DISCRIMINACIÓN; PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD; FUNCIÓN PÚBLICA; ACCESO A LA JUSTICIA; MEDIDAS DE ACCIÓN POSITIVA;

Decisión y argumentos

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas consideró que Italia era responsable por la violación de los artículos 25.c (acceso igualitario a la función pública) y 26 (igualdad y no discriminación) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. 1. Género. Estereotipos de género. Igualdad. No discriminación. Principio de proporcionalidad. “El Comité recuerda su Observación General Nº 18 […] sobre la no discriminación, en la cual ese término se define como `toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que se basen en determinados motivos, como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social, y que tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas’. [L]a prohibición de la discriminación se aplica tanto en el ámbito público como en el privado y que el efecto discriminatorio de una norma o medida que es aparentemente neutra o no tiene propósito discriminatorio puede dar lugar a una violación del artículo 26. No obstante, no toda distinción, exclusión o restricción por los motivos enumerados en el Pacto constituye discriminación, siempre que esa distinción se base en criterios razonables y objetivos y persiga un propósito que sea legítimo con arreglo al Pacto” (párr. 7.3). “[E]l requisito de una estatura mínima no diferenciada de 165 cm, muy superior a los 161 cm del supuesto promedio nacional de estatura femenina, impide presentarse a las oposiciones al Cuerpo Nacional de Bomberos a la mayoría de las mujeres italianas, incluida ella misma. [Este requisito] restringe el acceso al Cuerpo Nacional de Bomberos. Aunque redactada en términos aparentemente neutros, en Italia esa restricción afecta de manera desproporcionada a las mujeres, ya que miden considerablemente menos que los hombres en promedio y la estatura mínima requerida se sitúa entre ambos promedios, por lo que excluye a la mayoría de las mujeres e incluye a la mayoría de los hombres” (párr. 7.4). “Si bien reconoce que el Estado parte puede tener un interés legítimo en garantizar la eficacia del Cuerpo Nacional de Bomberos y admite que las actividades que realizan los bomberos pueden requerir una determinada condición física, el Comité observa que ni el Estado parte ni los tribunales administrativos nacionales han justificado qué importancia concreta tiene medir al menos 165 cm para el desempeño eficaz de esas tareas, ni por qué otras características físicas, como la complexión, la fuerza muscular y la masa metabólica activa, no pueden compensar el hecho de no alcanzar la estatura requerida. A este respecto, en el momento en que se presentó esta comunicación, [la peticionaria] había trabajado satisfactoriamente como bombera temporal durante 17 años, a lo largo de los cuales había participado en varios equipos de rescate y desempeñado las mismas funciones que el personal permanente” (párr. 7.5). “[E]l requisito de una estatura mínima de 165 cm exigido por la ley a los candidatos al Cuerpo Nacional de Bomberos constituye una restricción que no es necesaria ni proporcional al objetivo legítimo perseguido. Por consiguiente, el Comité concluye que, a la luz de su efecto desproporcionado en el acceso de las mujeres al Cuerpo Nacional de Bomberos, esa disposición, así como su aplicación […], constituyen una forma de discriminación indirecta por motivos de género que vulnera el artículo 26 del Pacto” (párr. 7.6). “[R]esulta discriminatorio establecer requisitos de estatura diferentes para los bomberos permanentes y los temporales. [E]xigir una menor estatura a los bomberos temporales implicará inevitablemente que haya más candidatos, sobre todo mujeres, que cumplan los requisitos para ser bomberos temporales pero no para ser personal permanente, aunque desempeñen las mismas funciones, como se establece en la legislación nacional […]. El Comité considera que ello no constituye un nuevo motivo de discriminación, sino que refuerza la discriminación de género antes señalada” (párr. 7.7). 2. Función pública. No discriminación. Acceso a la justicia. Medidas de acción positiva. “[E]l Comité recuerda que, de conformidad con su Observación General Nº 25 […], sobre la participación en los asuntos públicos y el derecho de voto, `[p]ara garantizar el acceso [a la función pública] en condiciones generales de igualdad, los criterios y procedimientos para el nombramiento, ascenso, suspensión y destitución deben ser razonables y objetivos’. Y, además, que `[r]eviste especial importancia garantizar que las personas no sean objeto de discriminación en el ejercicio de los derechos que les corresponden conforme al apartado c) del artículo 25 por cualquiera de los motivos especificados en el párrafo 1 del artículo 2’. Habiendo considerado que el requisito relativo a la estatura previsto en la ley para ingresar en el Cuerpo Nacional de Bomberos era irrazonable y discriminatorio, el Comité concluye que también se violaron los derechos que asisten a la peticionaria en virtud del artículo 25 c)” (párr. 7.8). “De conformidad con el artículo 2, párrafo 3 a), del Pacto, el Estado parte tiene la obligación de proporcionar a la peticionaria un recurso efectivo. Ello requiere una reparación integral a las personas cuyos derechos hayan resultado vulnerados. A este respecto, el Estado parte debería, entre otras cosas: a) proporcionar a la peticionaria una indemnización adecuada; y b) estudiar la posibilidad de admitir a la peticionaria como bombera permanente, si todavía desea ingresar en el Cuerpo Nacional de Bomberos, habida cuenta de los servicios continuos prestados a lo largo de los años y del carácter discriminatorio del requisito relativo a la estatura por el que no fue admitida en 2007. El Estado parte también tiene la obligación de adoptar todas las medidas necesarias para evitar que se produzcan violaciones similares en el futuro, en particular mediante la modificación de la legislación nacional que regula las condiciones de acceso al Cuerpo Nacional de Bomberos” (párr. 9).

Otra jurisprudencia relacionada

Borda (causa Nº 25952); Sisnero 

Tribunal

Comité de Derechos Humanos - CCPR

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por