Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
Intranet
  
> Jurisprudencia > Paiva Jara (Causa Nº3545)  

Jurisprudencia: Paiva Jara (Causa Nº3545)

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Paiva Jara (Causa Nº3545)

Hechos relevantes del caso

Paiva Jara, extranjero (la sentencia no indica la nacionalidad), vivía en Argentina con sus dos hijos, su pareja y la hija de ella. Con posterioridad, la Dirección Nacional de Migraciones declaró irregular su situación en el país y determinó su expulsión y prohibición de reingreso. Agotada la vía administrativa, la defensa oficial solicitó en sede judicial la intervención de Defensor Público de Menores e Incapaces para la representación de sus hijos y la Dirección Nacional de Migraciones se opuso a la petición. El juzgado de primera instancia hizo lugar a la oposición y rechazo la intervención del defensor de menores. Entre sus argumentos, expresó que los niños no tenían carácter de parte en el proceso y que su interés se veía amparado en el derecho de “reunificación familiar”. Contra esta resolución, la defensa interpuso un recurso de apelación.

Categoria

Jurisprudencia Nacional

Fecha

23/04/2019

Voces CSJN

EXTRANJEROS; MIGRANTES; EXPULSIÓN DE EXTRANJEROS; NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES; INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO; CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO; DERECHO A LA REUNIFICACIÓN FAMILIAR;

Decisión y argumentos

La Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal hizo lugar al recurso, declaró la nulidad de la resolución apelada y devolvió la causa a la instancia de grado para que designara un asistente social u otro profesional idóneo en miras a tomar conocimiento sobre el interés del niño de expresar su opinión en la causa. Además, ordenó tomar en especial consideración las pautas sentadas en el Título D de la OG Nº 12 del Comité de los Derechos del Niño. También, y para el caso de que el niño decidiera expresar su opinión, resolvió que de diese intervención al Defensor Público de Menores e Incapaces de acuerdo con artículo 43 de la ley 27.149 (voto de los jueces Gallego Fedriani y Treacy). “[E]l Estado tiene el deber de asegurar la protección y el cuidado necesario para el bienestar de los niños. Ello, debe ser interpretado de acuerdo con los derechos y deberes de los sus padres, habiéndose también comprometido a preservar sus relaciones familiares de conformidad con la ley sin injerencias ilícitas. En efecto, el Estado se comprometió a velar porque el niño no sea separado de sus padres contra la voluntad de éstos, excepto cuando, a reserva de revisión judicial, las autoridades competentes determinen, de conformidad con la ley y los procedimientos aplicables, tal separación es necesaria en el interés superior del niño; en tales causas debe oírse a todas las partes, entre ellas, debe considerarse también la opinión libre del niño (conf. arts. 3, 5 y 9 de la CDN). Asimismo, los instrumentos internacionales de derechos humanos poseen jerarquía constitucional en las condiciones de su vigencia (conf. art. 75 inc. 22 de la CN), motivo por el cual debe considerarse cómo la convención rige en el ámbito internacional, particularmente, debe analizarse su efectiva aplicación por los tribunales competentes para su interpretación y aplicación...”. “En lo que concierne al supuesto de autos, el actor acreditó ser padre de los niños AGP y MXDP […], mientras que el menor ITD figura inscripto únicamente como hijo de su concubina, la Sra. [SGD]. Por los motivos expuestos, en tanto que el Estado se comprometió a escuchar la opinión libre del niño en todos los procedimientos que lo afecten (conf. art. 12 de la CDN), y en particular, a velar porque el niño no sea separado de sus padres contra la voluntad de éstos, excepto cuando, a reserva de revisión judicial, las autoridades competentes determinen, de conformidad con la ley y los procedimientos aplicables, tal separación es necesaria en el interés superior del niño (conf. art. 9 de la CDN; arg. CIDH, OC-21/14, par. 70, 281 y punto 12 de la opinión); corresponde hacer lugar al recurso de apelación interpuesto. En efecto, “[l]as niñas y los niños deben ser oídos con el objeto de poder resolver de acuerdo a su mejor interés, siendo que incluso las opiniones de sus padres o tutores no pueden reemplazar la de las niñas o niños” (conf. OC-21/14, par. 122, con cita del caso `Atala Riffo y Niñas vs. Chile´, partici-pación de las niñas, resolución del 29/11/11, considerandos 9 a 12)”.

Otra jurisprudencia relacionada

 

Tribunal

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, Sala V

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por