Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
Intranet
  
> Jurisprudencia > Makeyev v. Rusia  

Jurisprudencia: Makeyev v. Rusia

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Makeyev v. Rusia

Hechos relevantes del caso

El peticionario había sido detenido por el robo de las pertenencias de una mujer. Esta imputación se sostuvo en la declaración que la presunta víctima y otra mujer que vio el hecho realizaron ante el representante del Ministerio Público que intervino durante la instrucción de la causa. Entonces, se revisó la vivienda del peticionario y se encontraron las pertenencias de la víctima. Durante el juicio oral, el tribunal local convocó a ambas mujeres. Sin embargo, ninguna se presentó a la audiencia. Por ese motivo, el peticionario solicitó al tribunal que se insistiera con la convocatoria y el tribunal ordenó a la policía que asegurara su concurrencia. En la siguiente audiencia, la víctima y la testigo volvieron a ausentarse. Según el acta policial, la víctima no se encontraba en su casa y, según los dichos de un vecino, no vivía en ese domicilio hacía un tiempo. La testigo, por su parte, envió una nota en la que justificaba su ausencia por el nacimiento de un hijo. Pese a la insistencia del peticionario para que se presentaran ambas personas, el tribunal decidió continuar el proceso. Las declaraciones fueron leídas en una audiencia subsiguiente y el peticionario no objetó ese acto. El tribunal condenó al peticionario y, entre sus argumentos, invocó las declaraciones de la víctima y de la testigo.

Categoria

Jurisprudencia Internacional

Fecha

05/02/2009

Voces CSJN

INCORPORACIÓN DE PRUEBA POR LECTURA; PRUEBA; PRUEBA TESTIMONIAL; APRECIACION DE LA PRUEBA; TESTIGOS; TESTIGO ÚNICO; DEBIDO PROCESO; PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN; JUICIO ORAL; AUDIENCIA; DERECHO DE DEFENSA; RENUNCIA AL EJERCICIO DE UN DERECHO; PRUEBA ÚNICA Y DECISIVA; MOTIVACIÓN; MEDIDAS DE COMPENSACIÓN;

Decisión y argumentos

El TEDH consideró que Rusia era responsable por la violación del párrafo 3 (d), en con-junto con el párrafo 1, del artículo 6 del Convenio (derecho a un proceso equitativo, derecho a ser oído y a interrogar los testigos) del Convenio Europeo de Derechos Humanos. 1. Prueba. Prueba testimonial. Debido proceso. Audiencia. Principio de contradicción. Derecho de defensa. “[L]a tarea del Tribunal no es establecer una regla respecto a la correcta admisión de la prueba testimonial, sino asegurarse que los procesos, considerados como un todo que incluye la manera en que la prueba es incorporada, sean justos (ver Doorson v. Países Bajos y Van Mechelen y otros v. Paises Bajos )” (cfr. párr. 33). “La evidencia debe ser normalmente producida en una audiencia pública, en presencia del acusado, en vistas de un proceso contradictorio. Existen excepciones a este principio, pero no deben infringir los derechos de la defensa. Como regla general, los párrafos 1 y 3 (d) del artículo 6 requieren que el acusado cuente con una oportunidad adecuada para impugnar y cuestionar a un testigo de cargo, ya sea al momento en el que este brinda su testimonio, o en una etapa posterior del proceso (ver Lüdi v. Suiza)” (cfr. párr. 34). 2. Prueba. Prueba testimonial. Testigos. Incorporación de prueba por lectura. “Tal como el Tribunal lo estableció en distintas oportunidades, en ciertas circunstancias, puede resultar necesario hacer referencia a las declaraciones realizadas durante la etapa de investigación. Si la persona acusada contó con una oportunidad adecuada para impugnar esas declaraciones, ya sea al momento en que tuvo lugar o en una etapa posterior del pro-ceso, la incorporación de esa prueba no afecta el Artículo 6.1 y 6.3 (d). De todos modos, su consecuencia es que si la condena se basa únicamente o en un modo decisivo en las declaraciones realizadas por una persona que el acusado no tuvo oportunidad de examinar, sea al momento en que tuvo lugar o en una etapa posterior del proceso, los derechos de la defensa se ven afectados en un nivel incompatible con las garantías que prevé el Artículo 6 (ver Lucà v. Italia con referencias adicionales)” (cfr. párr. 35). 3. Prueba. Prueba testimonial. Testigos. Derecho de defensa. Renuncia al ejercicio de un derecho. “Un primer aspecto de este caso es decidir si al no objetar la lectura de las declaraciones de los testigos, el peticionario renunció a su derecho a examinar a los testigos. Sobre este aspecto, el Tribunal reitera que la renuncia a un derecho garantizado por el Convenio, en la medida en que se encuentre permitida, debe establecerse de manera inequívoca (ver Bocos-Cuesta v. Países Bajos ). En el presente caso, el peticionario pidió dos veces al tribunal que suspendiera la audiencia y consiguiera la asistencia de los testigos. Es cierto que no se opuso a la lectura de las declaraciones que habían hecho en la etapa previa al juicio. Sin embargo, de acuerdo con sus reiteradas solicitudes para asegurar la presencia de los testigos en el tribunal [local], el Tribunal no puede concluir que se pueda considerar que ha renunciado inequívocamente a su derecho a interrogarlos” (cfr. párr. 37). 4. Prueba. Prueba testimonial. Testigos. Incorporación de prueba por lectura. Motivación. Prueba única y decisiva. Medidas de compensación. “El Tribunal concluye que las autoridades no llevaron a cabo todos los esfuerzos razona-bles para asegurar la asistencia de [las testigos intervinientes]. En consecuencia, nunca se presentaron para declarar ante un tribunal en presencia del peticionario […]. El peticionario no tuvo oportunidad de analizar la manera en que el fiscal a cargo de la instrucción interrogó a [las testigos intervinientes]. Tampoco después se le brindó la oportunidad de hacerles preguntas. Además, como las declaraciones de [ambas testigos] no fueron grabadas en video, el peticionario ni los jueces pudieron observar su comportamiento durante el interrogatorio y, por lo tanto, formaron su propia impresión sobre su confiabilidad (ver Accardi y otros v. Italia ). El Tribunal no duda que los tribunales nacionales realizaron un examen cuidadoso de las declaraciones […] y le dieron al peticionario la oportunidad de impugnarlas en el juicio, pero difícilmente esto puede considerarse como un sustituto adecuado de la observación personal de los principales testigos que dan testimonio oral (ver Bocos-Cuesta)” (cfr. párr. 42). “Teniendo en cuenta el hecho de que el peticionario no tuvo la oportunidad de interrogar a [las testigos intervinientes], cuyos testimonios fueron de una importancia decisiva para la caracterización legal del delito por el que fue condenado, y que las autoridades no realizaron una esfuerzo razonable a fin de asegurar su presencia en el tribunal [local], el Tribunal considera que los derechos de defensa del peticionario se restringieron en una medida incompatible con las garantías establecidas en los artículos 6, párrafos 1 y 3 (d) de la Convención” (cfr. párr. 43).

Otra jurisprudencia relacionada

Al-Khawaja y Tahery v. Reino Unido; Blokhin v. Rusia; Lucic v. Croacia 

Tribunal

Tribunal Europeo de Derechos Humanos - TEDH

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por