Saltar al contenido principal
Ir a buscar
Inicio
Jurisprudencia Nacional
Jurisprudencia Internacional
Difusiones Mensuales
Boletines
Estudios sobre Jurisprudencia
Intranet
  
> Jurisprudencia > Carrera, Fernando Ariel  

Jurisprudencia: Carrera, Fernando Ariel

Historial de versionesHistorial de versiones

Titulo

Carrera, Fernando Ariel

Hechos relevantes del caso

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 14 había condenado a una persona a la pena de treinta años de prisión por los delitos de robo agravado por el empleo de armas de fuego, homicidio calificado reiterado en tres oportunidades, lesiones graves reiteradas en dos oportunidades, abuso de armas de fuego y portación ilegal de arma de guerra. La Sala III de la CFCP confirmó la decisión. La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó sin efecto esa sentencia y dispuso el reenvío para el dictado de un nuevo fallo. En tal oportunidad, la misma Sala de la CFCP (con distinta conformación) absolvió al imputado por el delito de abuso de armas y lo condenó a la pena de quince años de prisión como coautor del delito de robo agravado por su comisión con armas de fuego, en concurso real con homicidio culposo agravado por haber sido ocasionado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por la cantidad de víctimas y con lesiones culposas graves y agravadas por esas mismas circunstancias y lesiones culposas leves, también en concurso real con portación de arma de guerra, sin la debida autorización legal. Frente a esta resolución, la defensa interpuso recurso extraordinario. Al ser rechazado motivó el recurso de queja. Desde el comienzo del proceso se habían denunciado distintas irregularidades en la actuación de la policía que habrían determinado la imputación del recurrente.

Categoria

Jurisprudencia Nacional

Fecha

25/10/2016

Voces CSJN

PRINCIPIO DE INOCENCIA; REENVÍO; AUTOINCRIMINACIÓN; DOBLE CONFORME; RECONOCIMIENTO FOTOGRÁFICO; SENTENCIA ABSOLUTORIA;

Decisión y argumentos

La CSJN, por mayoría, hizo lugar al recurso de queja, declaró procedente el recurso extraordinario, dejó sin efecto la sentencia y absolvió al imputado. Para llegar a esta conclusión, los magistrados recordaron que en la reconstrucción de los hechos frente a hipótesis contrapuestas “…el in dubio pro reo y la prohibición de non liquet (arg. Fallos: 278: 188) imponen un tratamiento diferente de [las] alternativas, a partir del cual, en definitiva, el juez tiene impuesto inclinarse por la alternativa fáctica que resulta más favorable al imputado”. De acuerdo a esta pauta, consideraron que “…se tornaba imperativo volver a analizar los descargos de la defensa y la fuerza convictiva de los testimonios que se le habían contrapuesto bajo un prisma diferente”, lo que no habían realizado adecuadamente quienes conformaban la mayoría en la sentencia. En el mismo sentido, criticaron el fallo de Casación que, al hacer referencia al silencio y las declaraciones tardías del imputado, “…intentó refutar la verosimilitud de [sus] descargos […] en términos inaceptables en el marco del derecho constitucional a no autoincriminarse”. Los jueces de la CSJN sostuvieron que los fundamentos brindados “…resultan per se difícilmente compatibles con un ejercicio amplio del derecho de defensa […]. Pero en una situación como la del sub lite ellas aparecen como especialmente inadecuadas. No solo porque el sentido primordial por el que el Tribunal había dispuesto una nueva revisión de la sentencia era el de provocar un examen bien amplio de los descargos que la defensa había planteado. Además, en ellas incluso parece perderse de vista cuáles fueron las particulares circunstancias en las que se produjo la detención del imputado, luego de que este hubiera sufrido importantes lesiones, tanto como producto de la colisión como por los múltiples disparos recibidos”. Por otra parte, los jueces entendieron que otorgarle “…mayor fuerza convictiva […] al primer reconocimiento (mediante exhibición de fotografías) por su mayor cercanía al momento de los hechos” y prescindir del reconocimiento fracasado (en rueda de personas) significaba dejar “…de considerar que, por buenas razones, se estimó necesario realizar por segunda vez una medida similar, cuyo resultado, en principio, no podría ser descartado como se lo hizo. Pues, de otro modo, el segundo reconocimiento, o bien era totalmente superfluo, o bien, cualquiera fuera su resultado, siempre, sería valorado en contra del imputado”. En tal sentido, los magistrados señalaron que “…las valoraciones de prueba señaladas resultan difícilmente compatibles con la presunción de inocencia [y que por] esa razón, no es posible tener por cumplido el deber de dar amplio tratamiento a los agravios de la defensa en el marco del derecho al recurso, el cual solo ha sido acatado de modo meramente aparente”. A continuación, los ministros se refirieron a “… la íntima relación existente entre la garantía de la doble instancia y el beneficio de la duda […]. En este sentido, corresponde recordar que tanto ese principio como el del in dubio pro reo -ambos de trascendencia en el caso- guardan una estrecha relación con la presunción de inocencia constitucional (artículo 18 de la Constitución Nacional)”. Agregaron que en función de tal principio “…cabe dilucidar si, con las pruebas adquiridas en el proceso, puede emitirse un juicio de certeza positiva”. En este orden de ideas, los jueces concluyeron que “…resulta decisivo que el juez, aún frente a un descargo que pudiera estimarse poco verosímil, mantenga una disposición neutral y contemple la alternativa de inocencia seriamente, esto es, que examine la posibilidad de que la hipótesis alegada por el imputado pueda ser cierta. Desde esta perspectiva, la presunción de inocencia consagrada en el artículo 18 de la Constitución Nacional puede ser vista, en sustancia, como el reverso de la garantía de imparcialidad del tribunal”. Finalmente, la Corte entendió que no correspondía un nuevo reenvío de la causa sino el uso de las facultades de la segunda parte del artículo 16, ley Nº 48, porque de otro modo “…se traduciría […] en la lesión de otro derecho, cual es el que tiene todo imputado a obtener un pronunciamiento que defina su posición frente a la ley y a la sociedad, y ponga término al estado de sospecha que importa la acusación de haber cometido un delito, mediante una sentencia que establezca, de una vez y para siempre, su situación frente a la ley penal”.

Otra jurisprudencia relacionada

RCE (Causa Nº 733); Vázquez (causa Nº 367) 

Tribunal

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Presentaciones relacionadas

 
Historial de versionesHistorial de versiones

Nombre

Titulo

Hechos relevantes del caso

Categoria

Fecha

Voces CSJN

Decisión y argumentos

Otra jurisprudencia relacionada

Tribunal

Presentaciones relacionadas

Estado de aprobación
Versión:
Creado el por
Última modificación realizada el por